jecantonella

SONRISA A TIEMPO

Ella entendió que no debe intentar adelantar el tiempo, porque en lugar de adelantarse se pierde, y es un gasto innecesario.
Entendió así que el tiempo perdido se parece al pétalo sin vida que se arranca para saber si “te quiere o no te quiere”, y sin importar la suerte ya no se puede reponer.

Entendió que la vida vale mucho más que una borrachera, aunque menos que su sonrisa.

Entendió que en su sonrisa se encontraba la vida y en ella se escondía una magia que sembraba universos.

Así, al son de su risa entendió que bailar a destiempo es también bailar e igual se goza, porque con errores la vida se vive sin importar otra cosa.

Entendió que existe una relación entre ella y el tiempo, que ambos son dueños uno del otro. 

Que él puede causarle estragos, que ella puede exprimir cada segundo y crear mil mundos, donde sonriendo, ningún día se dará por perdido.
Porque su sonrisa siempre llega justo a tiempo.

SIN RETORNO

Más allá de la tierra debe existir la respuesta de este amor que se rebasa, porque ninguna palabra se asemeja a lo que siente un corazón que ama.

Al amarte me he de comparar con otros planetas, ¡sin señales de vida inteligente!, porque me he entregado completa, a tu mirada instalada en mi mente.

Es inexplicable y misterioso el modo en el cual dejamos de ser uno para dividir el alma y darla, aún cuando no se nos ha pedido.

Yo te he amado sin condiciones, con todo lo que he podido.

Has controlado mis sentidos y hasta mi gravedad, separas mis pies del piso y sin alas me haces volar.

Qué grave la situación de este corazón que por ti late de más.

Yo sin dudar aseguro que si el hombre algún día a marte ha de llegar, encontrará como regresarse.

Pero de amarte jamás.

Querer a medias…

Siempre he querido querer a medias,
aprender a unirme sin involucrarme,

a sentir y que no duela.

He querido aprender a querer a medias para que todos los días duren 24 horas y no más, por esperar tu mensaje durante años en mi cama, que pase el invierno una y otra vez, y no llegues, y sea tan solo de noche.

He querido aprender a querer a medias para no sentir cómo el corazón se desprende del pecho con un adiós y una mano ausente que no detiene mi partida.

He querido querer a medias para dejar de pensar que me pierdo al no tenerte y que muero si no he de vivir contigo, he querido empezar a querer de tal forma que al llenarme de flores pudiera sentirme linda para mí, y no para ti. Poder quererme completa y no pretender que tú lo hagas.

He querido aprender a querer a medias pero nunca te pedí que me enseñaras, y aun de verdad queriendo no podría, porque querer no es querer a medias. Y me duele que tú hayas querido a medias conmigo.

Existo

Todavía quedan, de aquellas personas que suspiran con un poema, y que anhelan ser fuente de inspiración. Personas que sueñan con el detalle de un verso y dedican sus lágrimas como si llorar fuera un acto de desnudez. 

Aún quedan, quienes perciben al amor como dos niños balanceándose en columpios, que desde lo más bajo toman impulso para llegar siempre más alto, y nunca se quieren bajar.

Quedan los que aman en voz alta sin tabúes y sin dosificaciones, porque amor de a poco se acaba de a mucho, con mucha prisa, porque despacio se quiere mejor, pero en fracciones no se quiere nada.

Todavía existimos, las personas que queremos sentirnos queridas aún en los días donde el sol parece quedarse dormido, personas que no conocen otra forma de querer que demostrándolo. 

Existimos, quienes confiamos en que nos querrán a la medida de nuestro corazón infante, que aún cree en cuentos de hadas y en que el amor es un cuento donde se vive feliz para siempre.

Ig: @Grupoliterarte

Retrato

Hoy no quería escribirte,

hoy tenía ganas de escribir de ti.

No sabía por dónde comenzar por miedo a faltarle el respeto a tus majestuosidades,

porque puedo hablar del sabor de tus labios, pero el calor de tus manos también merecen honor,

por ende, comencé escribiendo sobre ti sin darme cuenta, y di inicio describiendo tu grandeza,

pero al detenerme a pensar frené en seco mis palabras, porque se me es imposible ir más allá, 

y es que si escribiera de tu cara bonita, morirían de envidia todos los lectores,

y si hablara de tus ojos, celarían su brillo todas las estrellas.

Por ello, finalmente decidí mejor no escribir de ti, sino definitivamente escribirte, 

y hoy te escribo 

        para decirte 

               sencillamente 

                            que te quiero.

Ig: @GrupoLiterarte | @Jessicalaimo

¿Quién te crees?

Pregunto, porque las biografías son muy diferentes a lo narrado desde afuera.

Yo quiero saber quién te crees, porque yo creo que eres mucho más de lo que piensas, mucho más de lo que sabes.

Eso encanta, encanta saber que tu brillo especial es un talento que no reconoces. Y esa inocencia, me encanta, porque llegas tan lejos en mis caminos y tan dentro en mis pensamientos, sin saberlo, sin imaginarlo, sin saberte especial. 

Quiero saber quién te crees porque si me preguntan, yo creo que eres y eso es mucho, porque conozco a varios que aparentan ser.

Yo quiero saber quién te crees porque sin importar tu respuesta, te diré sin dudas que yo definitivamente creo en ti.

Ig: @GrupoLiterarte

Retrato abstracto de lo que no se escribió

Por no saber, por esperar,
el tiempo se llevó todas las posibilidades,
y se escribió la historia de nunca jamás,
que nunca jamás comenzó.
Por miedos, silencios y medias mentiras
que no son verdades,
por querer que el horizonte viajara en su dirección
en lugar de moverse hacia aquel punto de fuga.
Por querer, sin actuar,
así, se le fugó la vida,
sin querer, sin pensar,
perdió su felicidad.
Con mucho menos,
sin nada más,
se quedó con la duda,
se durmió en el quizás.

Instagram: @GrupoLiterarte

LITERARTE 05-05

He leído muchas letras que se organizan para contar historias de amor
en las cuales los amantes son unidos por el destino.
Yo, en cambio, no puedo creer que la unión sea gracias a otra cosa
que no sea el propio amor.

El amor,
nos une a aquella persona que nos conquista al despojarse del temor de perderse en el camino,
porque sabe que si encuentra el amor lo gana todo,
y que si consigue solo silencio, no hay que temer, porque la vida en algún momento traerá algún sonido.

Nos une a aquella persona sin miedo a ser más que conocidos, y que arriesga sin dudar, quiere sin disfraz,
que apuesta al futuro y permanece sin ataduras.

Personas que al decirles adiós y caminar, seguirán ahí aunque no voltees a verlos,
porque confían en que, sin importar los malos pasos que des,
el amor te llevará de vuelta a casa.

Nos une a la persona decidida a regalar el abrazo que cubre vacíos y responde a todas las preguntas,
que sin decirle conocen tus caídas y aún sin pedirles, te levantan.

Personas que sí, alegran la piel, pero también la vida
y le dan sentido a lo que antes pareció un fracaso,
que motivan a ser mejores, a querer bonito,
a ser más que uno.

Yo, creo en ese amor que al encenderse no pretende extinguirse,
y que se demuestra cada día en los más pequeños detalles,
en las más pequeñas razones,
como el buenos días, porque sin él son solo días,
como en los besos que colonizan nuestros labios.

Yo creo en historias sin final, y en que definitivamente, el destino nos acerca,
pero el amor nos une.

Y yo he decidido que no quiero separarme de ti.

Ig. @Grupoliterarte-@Jessicalaimo

Fantasma del dolor de algún dia

Te veo a través de una pared de cristal, que se derrumba y aparece una y otra vez, hasta que me permito respirar.

Te veo entre los escombros de un océano intranquilo, una tormenta, un huracán que has presidido, te siento así, tan arrebatador, tan natural, y sigo sin conseguir ver nuestro sol después de la lluvia, nuestro amanecer entre días tan oscuros.

Te veo como el arma que se me ha clavado y lo que más me lastima es que duelas así, tantísimo, tanto y no te des cuenta. Tanto y sigo aquí, queriendote, triste, vacía,         incompleta.

@Grupoliterarte

SE BUSCA

Ya no recuerdo nuestro último beso,
y no hablo de ayer
no hablo de hoy,
me refiero al último beso,
y tú sabes lo que para mí es besar.

Un beso es la dosis de palabras cerquita del alma,
pronunciadas en silencio,
que se escuchan mejor al cerrar los ojos,
palabras que confiesan amor y deseo,
una mezcla grandiosa,
un complemento perfecto.

Y sé que solemos, quizás,
besarnos a menudo,
pero no recuerdo nuestro último beso,
que nos llenaba de vida,
y desataba los nudos.

No recuerdo en cuál beso
dejamos de escribir historias.
Busco desesperadamente
ese beso en mi memoria.

Ya no recuerdo,
cuando nos besábamos
y deteníamos el mundo,
cuando nuestros besos
llegaban al alma,
cuando no se quedaban mudos.

Ya no consigo esos besos.

Y hoy te beso,
y me destruyo.